Dieta para el estreñimiento: tratamiento y alimentación

3 agosto 2021

La dieta para el estreñimiento soluciona un problema muy común en la sociedad actual.

Es posible que sufras este problema si visitas menos de 3 veces a la semana el cuarto de baño, tienes que hacer esfuerzos o sales con la sensación de no haber terminado.

Una dieta específica, saber qué hábitos ayudan a mejorar el tránsito intestinal y sus causas podrían ser de utilidad en estos casos.

Causas del estreñimiento

Las causas pueden ser varias, pero entre las más destacadas están el sedentarismo, una alimentación baja en fibra y falta de una hidratación correcta. Estos dos factores son claves en una dieta para el estreñimiento.

De manera puntual el estreñimiento también puede producirse durante periodos de estrés, insomnio o por cambios de hábitos temporales. ¿Quién no ha sufrido de estreñimiento durante un viaje o unas vacaciones fuera de casa? 

Otras causas pueden ser un trastorno en el funcionamiento del intestino o secundario a enfermedades como el hipotiroidismo. 

También el consumo de ciertos fármacos puede provocar la aparición de estreñimiento.

Estreñimiento. Tubo digestivo

Anatomía del tubo digestivo

Antes de comenzar con el tratamiento para prevenir y tratar el estreñimiento, es importante conocer cómo es el proceso de evacuación.

Existen dos esfínteres que están conectados entre ellos y cuya comunicación es primordial.

Por un lado, está el esfínter externo que podemos abrir y cerrar de forma voluntaria y, por otro lado, está el esfínter interno que se abre y cierra por acto reflejo.

Entre ambos esfínteres existe un conducto sensorial a través del cual nuestro cerebro conoce su contenido (si hay heces o gases), y nos prepara para ir al baño.

En este momento el esfínter interno se abre y se comunica con el esfínter externo, si en ese momento no podemos ir al baño (porque no tenemos ninguno cerca, por ejemplo) el esfínter externo se mantiene cerrado y, en consecuencia, el esfínter interno se cierra.

Pasado un tiempo el esfínter interno se volverá a abrir y si en ese momento podemos ir al baño, el esfínter externo se abrirá y lograremos evacuar.

¿Qué ocurre si reprimimos de manera repetida el esfínter externo? Se altera la musculatura del esfínter y pueden aparecer obstrucciones o estreñimiento.

El intestino, al igual que las personas, tiene sus costumbres y conoce la hora a la que comemos y lo que comemos. También conoce la hora a la que vamos al baño.

Por eso, cuando cambiamos nuestros hábitos, por ejemplo, cuando salimos de viaje, nuestro intestino lo sufre ya que cambian nuestros horarios, comidas, actividad e incluso el cuarto de baño al que vamos.

Este cambio de hábitos y horarios puede alterar la musculatura del intestino y producir estreñimiento también.

Cómo prevenirlo y dieta para el estreñimiento


En primer lugar, es importante respetar los horarios de nuestro intestino. Buscar un momento del día en el que podamos dedicar unos minutos para ir al baño y se pueda generar un hábito intestinal.

Por otro lado, es importante respetar nuestras necesidades e ir al baño cuando sintamos la necesidad de hacerlo. 

En nuestro centro de Pamplona, somos dietistas especializados en tratamientos como este, ya que la alimentación también está muy relacionada con el estreñimiento siendo fundamental en una dieta para el estreñimiento seguir una alimentación rica en fibra basada en vegetales, frutas, legumbres y semillas.

Las ciruelas son la fruta por excelencia para prevenir el estreñimiento por su alto contenido en fibra y porque contiene principios activos que promueven la retención de agua por parte del intestino.

Y es que las fibras alimentarias no ayudan si no bebemos suficiente agua, ya que el agua lubrica las heces para facilitar la defecación. 

La actividad física es otra de las piezas clave en la prevención y tratamiento del estreñimiento, ya que la actividad física puede aumentar la motilidad intestinal y así ayudarnos a ir al baño.

Finalmente, si llevamos a la práctica todos los consejos, pero no logramos ir al baño, la última opción sería la toma de laxantes. Si recurrimos a esta opción es importante destacar un concepto clave para gestionar el estreñimiento: la regla de los 3 días.

¿En que consiste la regla de los 3 días?

El intestino grueso tiene 3 porciones. Cuando vamos al baño, normalmente se elimina la ultima porción de este. Pasado un día esta última porción se volverá a llenar y volveremos a ir al baño.

Tras la toma de laxantes es probable que se vacíen las 3 porciones del intestino grueso por lo que serán necesarios de 2 a 3 días para que se vuelva a llenar y podamos volver al baño y evacuar la última parte de este.

Esta situación es completamente normal, por lo que si después de tomar un laxante y evacuar tardas un par de días en volver al baño, no te preocupes.

En todo caso, si sufres de estreñimiento un profesional puede ayudarte a mejorar con una dieta para el estreñimiento adaptada a ti. En Nutri2, somos dietistas nutricionistas en Pamplona especializados en e tratamiento de estas alteraciones digestivas. Cualquier duda podemos hablar. ¡Un saludo!

Icono whatsapp Icono enviar
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram