Logotipo Nutri2

Intolerancia a la lactosa: Síntomas y causas

26 octubre 2022

Las personas que sufren de intolerancia a la lactosa no disponen de la capacidad para digerir la lactosa, que es el azúcar naturalmente presente en la leche.

¿Qué es la lactosa?

Como decíamos es el azúcar que de manera natural está presente en la leche. En la leche de la mayoría de los mamíferos. Es un disacárido formado por la unión de una molécula de glucosa y otra molécula de galactosa. 

La intolerancia a la lactosa, la mayoría de las veces, se debe a la falta de una enzima que se produce en el intestino delgado, la lactasa. Esta, se empieza a sintetizar durante la época lactante de todos los mamíferos. Es la encargada del proceso de conversión de la lactosa en azúcares simples, glucosa y galactosa. Es ahí, cuando son absorbidos a través de las paredes intestinales y de esa manera pasan al torrente sanguíneo.

Cuando por un motivo u otro este proceso no llega a darse, la lactosa pasa hasta el colon sin ser digerida, y ahí es fermentada por las bacterias intestinales. Esa fermentación es la que produce una serie de síntomas asociados a esta patología.

Intolerancia a la lactosa

Síntomas de intolerancia a la lactosa

Los síntomas suelen ser visibles o notorios desde los 30 minutos a las 2 horas siguientes a la ingesta del alimento causante. Los más comunes son:

  • Diarrea
  • Gases
  • Hinchazón abdominal
  • Cólicos
  • Náuseas

Existen casos de personas con niveles bajos de lactasa que aún así son capaces de digerir ciertos productos lácteos. Si los niveles de lactasa son muy bajos, en ese caso, sí se produce una intolerancia a la lactosa, donde los síntomas comentados anteriormente se darán trás la ingesta de cualquier producto lácteo.

Pruebas diagnosticas de intolerancia

-    Prueba de sangre para intolerancia a la lactosa. Se busca la presencia de glucosa en sangre, ya que cuando se absorbe correctamente la lactosa, pasará al torrente sanguíneo en forma de glucosa. Se toman muestras de sangre antes y después de la ingesta de lactosa. Si no aumentan los niveles de glucosa, no habremos sido capaces de digerir la lactosa y por tanto se diagnostica la intolerancia a ella.

-    Prueba de hidrógeno en el aliento: Mide la posible intolerancia a la lactosa mediante la cuantificación de las concentraciones de hidrógeno y metano en el aire espirado tras la ingesta de una cantidad controlada de lactosa. Actualmente disponemos de esta prueba en nuestro centro de nutrición en Pamplona, Nutri2.

Respecto al tratamiento, la modificación principal sería eliminar o reducir la ingesta de lactosa. Es importante destacar que no todos los lácteos tienen el mismo contenido en lactosa, ni todas las personas tienen la misma tolerancia a ella. Cada persona reacciona de manera diferente, y algunas toleran yogures, quesos curados o incluso pequeñas cantidades de leche. Además, existen numerosos productos sin lactosa, como leche, yogures o quesos.

Es de vital importancia, que las personas con intolerancia a la lactosa tengan muy en cuenta el etiquetado nutricional. Es recomendable evitar los productos que ocasionen síntomas, y estos pueden verse en el listado de ingredientes como:

Alimentos a evitar en la intolerancia a la lactosa


-   Leche o leche en polvo o derivados lácteos

-   Lactosa

-   Suero lácteo o proteína de leche

-   Cuajada

-   Requesón

Las personas sin diagnóstico de intolerancia no deben eliminar la ingesta total de lácteos de su dieta, ya que son una fuente de proteína de calidad, vitamina B12 y calcio. Acude a un profesional de la salud en caso de sospecha de intolerancia a la lactosa, sin una prueba confirmatoria no es necesario consumir alimentos sin lactosa. En Nutri2 podremos ayudarte con el diagnóstico y adaptar tu alimentación en base a los resultados.

Icono whatsapp Icono enviar
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram