OPERACIÓN BIQUINI Y DIETAS MILAGRO

13 mayo 2021

La operación biquini y dietas milagro en estas fechas son una carrera contra los estigmas sociales que nos han impuesto, bastante peligrosa y que a los dietistas-nutricionistas nos produce vértigo. 

Pero, ¿es algo malo porque queremos lograr algo con prisa cuando debe hacerse con paciencia y asesoramiento para que no perdamos la salud tratando de perder los kilos de más? ¿O es algo bueno porque, en cualquier caso, nos damos cuenta de que no vamos por el buen camino y es el inicio de nuevos hábitos de nutrición y actividad física?

La mayoría de las veces se siguen métodos como la operación biquini y dietas milagro que pueden poner en riesgo nuestra salud. Se trata de una pérdida de peso rápida y poco saludable para llegar con “buen cuerpo” al verano y que acaba, generalmente, en fracaso. A corto o a largo plazo. 

Desde Nutri2 sabemos que es algo que no quiere escuchar la mayoría de la gente, pero os animamos a que os olvidéis de las prisas. Según nuestra experiencia, las prisas son muy malas para lograr objetivos.

Perder peso de forma saludable

Si queremos algún día lograr ese peso saludable con el que nos vamos a encontrar de maravilla, con vitalidad y energía para hacer lo que nos propongamos, debemos centrarnos en los hábitos a largo plazo.

Claro que si partimos de una vida sedentaria, malísimos hábitos alimentarios, nada de deporte, mal descanso y un estrés elevado (factores clave a la hora de perder masa grasa y mejorar la composición corporal) no podemos pretender cambiar esto en pocas semanas. Tampoco en unos pocos meses, ni esperar mantener los resultados a largo plazo.

La clave en cualquier mejora de composición corporal es la constancia y adherencia a estos nuevos hábitos, o cambios que implantemos para conseguirlo.

Consecuencias de hacer dietas milagro y "operaciónes biquini"

Si planteamos una "operación biquini" ,“dieta de choque” “dietas milagro” y demás productos que lo que provocan si que va a ser pérdida de peso, pero perder peso no implica pérdida de grasa. Nos llevaremos también con el, masa muscular, líquidos, mayor nivel de estrés metabólico, ansiedad, lo que nos lleva al famoso efecto rebote, y vuelta al comienzo, pero en un punto mucho peor del que partíamos. 

No hay atajos que valgan para realizar cambios que realmente valgan la pena, paciencia, una buena estrategia nutricional, gestión del estrés, descanso y movimiento. Si tienes dudas, consulta a nutricionistas y dietistas profesionales, te asesoraremos.

Icono whatsapp Icono enviar
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram